Todo acerca de los embalajes impermeables

    Una de las cualidades de los embalajes de plástico frente a los de cartón es la evidente impermeabilidad que ofrecen. Los escépticos de la sostenibilidad podrían incluso defender el uso del plástico con este argumento. 

    Por eso en Font Packaging Group nos esforzamos para hacer del cartón un material igual de resistente que el plástico, incluso a la humedad y a los líquidos. Por mucho que llueva, o por muy viscoso que sea un producto, las empresas ahora ya no tienen excusa para no utilizar embalajes sostenibles.

    Conoce nuestros embalajes barrera

    Gracias a nuestra estrecha colaboración con fabricantes de papel y a nuestra motivación por seguir investigando y ampliando los límites del cartón, hemos creado en nuestra empresa una división de embalajes barrera

    Este tipo de embalajes, que tienen la característica de ser impermeables, están hechos en su mayor proporción de cartón ondulado, un material cien por cien reciclable y sostenible. 

    Para sumarle al cartón el poder de la impermeabilidad, hemos incorporado en estas cajas unos recubrimientos barrera que no sólo las protegen contra la humedad y los líquidos, sino que, además, mejoran la resistencia de las cajas frente a golpes y perforaciones. Por supuesto, también resisten contra la migración de aceites. 

    embalajes impermeablesSiempre estamos innovando para llegar más lejos, pero hasta el momento estos son los embalajes barrera de los que disponemos:

    • Cajas impermeables. Son cajas totalmente estancas con una película de PET contracolada en el cartón. La película PET es garantía de impermeabilidad frente a líquidos, aceites y materiales viscosos. Estos embalajes resisten hasta los 180ºC y altas cargas de humedad y su diseño de “pie de pato” es garantía de antifuga. 
    • Cajas antihumedad. Estas otras cajas resisten en entornos altamente húmedos y, aunque de base no tienen la película PET, sí se les puede aplicar este elemento de impermeabilidad, tanto por dentro como por fuera de la caja. El cartón de estas cajas está tratado para resistir totalmente la humedad y, dado que no se trata de ningún producto tóxico, no hay problema para utilizarlos en el sector de la alimentación. 


    Gracias a los embalajes barrera, se obtiene una mayor eficiencia en la protección contra la abrasión de los productos y, además, se reduce el consumo de plásticos y espumas, con todos los costes medioambientales y económicos que eso conlleva. 

    Todos los materiales que utilizamos en estos embalajes son cien por cien reciclables en procesos de reciclaje del papel estándar, es decir, pueden ser tirados en el contenedor azul. Con ello ayudamos a mantener una economía circular, buena para nuestra empresa y para el planeta. 


    Aplicaciones por sectores


    Gracias a la alta resistencia a la humedad, las cajas antihumedad son ideales para el sector alimentario. Transportar productos frescos en embalajes de cartón resulta mucho más fácil si el producto puede estar en contacto con el embalaje sin que esté se deshaga por el camino. 

    Por ejemplo, hay muchas frutas que, después de ser cosechadas, se guardan en frigoríficos antes de ser transportadas a un punto de venta. En el paso entre el frigorífico y el camión, las frutas desprenden humedad por el contraste de temperatura. Por eso, transportarlas en un embalaje resistente a la humedad es vital. 

    Por otro lado, todavía en el sector alimentario, las cajas impermeables también cumplen con su cometido en el caso de los productos congelados. Las propiedades de barrera de nuestros embalajes los hacen indicados para empaquetar y transportar productos ultracongelados como pescados, mariscos o carnes. 

    Las cajas tienen un formato estanco, de modo que el embalaje nunca perderá agua en caso de que se produzca descongelación o condensación de los productos. Además, el material del que están hechas las cajas está certificado para el uso en contacto directo con alimentos

    Otro sector que utiliza estos embalajes barrera es la industria del motor y la automoción. En este sector se utilizan muchos productos líquidos, grasos y aceitosos que pueden dañar un embalaje de cartón. 

    Por eso, utilizar un embalaje preparado para ello, garantiza un transporte eficiente y sostenible, ya que se reduce el uso de bolsas de plástico que tienen la única finalidad de proteger el embalaje de cartón de posibles fugas. 

    26, 04, 2022 | Categorías: